La energía

¿Qué es la energía?

La palabra energía proviene del griego ergeia, que significa «fuerza en acción».

En la India clásica se da un lugar fundamental a la noción de energía. Se asignan diferentes nombres: prâna, shakti, vâyu, kundalînî. El concepto de energía representa diferentes nociones al mismo tiempo:

  • El origen de la creación, las fuerzas en juego en el universo
  • La energía vital presente en cada uno de nosotros
  • La facultad de consciencia individual y cósmica

Esta percepción del universo se relata en los textos fundadores (Upaniṣad) utilizando una terminología rica en símbolos y comparaciones.

Desde un punto de vista físico, químico o biológico, todo en nosotros y alrededor de nosotros, en el microcosmos y en el macrocosmos, todo es energía. El movimiento es energía, el calor es energía, la luz es energía.

  • La energía vibra en dos velocidades diferentes que le dan distintas características. La materia es un tipo de energía pesada, se mueve y transforma con dificultad y lentitud. El pensamiento es una energía más ligera, sutil, aérea, más móvil y por lo tanto más fácil de modificarse. La energía más móvil se manifiesta antes que la más pesada, la más lenta.
  • Todas las formas que puede tomar la energía están en interacción las unas con las otras y se influencian mutuamente. De esta forma, la energía de una vibración particular tiende a atraer una energía de la misma vibración.

El papel de la respiración

La respiración es el mejor barómetro del «estado interior». Afectada por la agitación mental, la respiración puede devolver la calma (como dice Patanjali). Sólo hace falta crear un espacio al final de la inspiración y de la expiración. Esta parada permite a nuestro cuerpo reencontrar su propio ritmo. La respiración acaba regulándose de forma espontánea de forma que se ralentiza, devolviendo así el ritmo natural de la energía en el ser humano. Con la respiración, podemos conectarnos conscientemente a nuestra fuerza vital prâna.

Una respiración de calidad es la base de una energía armonizada

Buenas y malas vibraciones

Cuando la energía circula bien en una persona, estará en buena salud y en buen humor de forma natural. Esta persona radiará una energía positiva. Este largo trabajo de afinamiento que la energía lleva dentro de la materia podemos analizarlo a través de dos lecturas legadas por la tradición india. Una es el análisis de los tres cuerpos (cuerpo pesado, sutil y causal) y la otra es la presentación de los ocho limbos del yoga descritos por Patanjali.

Hay buenas y malas vibraciones. El yoga está ahí para restaurarlas y reparar las energías del cuerpo para mejorarlas. Si comparamos nuestro cuerpo con un instrumento musical a cuerda, por ejemplo un violón. Tenemos violones que tienen buena sonoridad y otros que no tienen una sonoridad tan buena. Ellos dependen primero de la calidad de su madera y la precisión de su fabricación. Pero luego el luthier está ahí para restaurarlos y mejorarlos.

El Yoga es el luthier del cuerpo, aquél que lo ajusta y lo restaura para darle una buena vibración

El Yoga atenúa y reduce las asimetrías en todos los niveles: físicos, energéticos, mentales y psicológicos para crear un estado de unidad. Este estado de unidad abrirá el camino hacia el estado de meditación.

योगश्चित्तवृत्तिनिरोध - Profesor de Yoga RYS 200H por la escuela Santhi Yoga Teacher Training Institute en Trivandrum (India) y por la École National des Professeurs de Yoga (Francia, formación de 3 años)
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *