Yoga y sexo: cómo el yoga desarrolla la sexualidad de los hombres

El Yoga tiene un efecto muy beneficioso para la sexualidad de los hombres: el trabajo que se realiza con el Pranayama y los Asanas mejoran dos aspectos esenciales para disfrutar de nuestra vida sexual:

  • El Pranayama es el medio que nos sirve para ser conscientes del flujo de energía de nuestro cuerpo a través de la respiración. Los Pranayamas van unidos a los Bandhas (cerraduras o bloqueos de este flujo). El control de la energía con los Bandhas nos permite tener un mayor control sobre nuestro placer -y controlar la eyaculación.
  • Los Asanas nos permiten trabajar la conciencia de nuestro propio cuerpo, cuando más trabajamos, más conscientes somos de cada uno de los músculos, de las articulaciones, de nuestros órganos.

Pranayama, Bandha y control de la energía sexual

Cuando un hombre tiene una relación sexual, el placer suele estar localizado en la zona de la pelvis y la cadera: la energía sexual está concentrada en esa zona y el acto sexual suele acabar con eyaculación unida a un orgasmo que, comparado que el orgasmo de la mujer, es más bien corto.

Para poder controlar nuestra energía sexual y llevarla más allá de nuestra cadera es necesario tener un control consciente sobre nuestra respiración y aplicar de forma continua los Bandhas.

Este sería el flujo básico de la respiración (que deberíamos aplicar en cada momento de nuestra vida):

  1. Inspiración
  2. Fin de inspiración (pulmones llenos), contracción del perineo (Mul Bandha, cerradura de la raíz)
  3. Expiración y durante todo el tiempo de expiración mantener la contracción del perineo

Uddiyana Bandha

En la relación sexual, además de este flujo básico, un hombre puede controlar la energía sexual aplicando los bandhas del cuello (Jalandhara Bandha) y del diafragma (Uddiyana Bandha). Utilizar estos bandhas combinados no es evidente, pero con un poco de práctica es posible realizarlos.

Uddiyana Bandha sirve básicamente para subir la energía desde el chakra raíz a los chakras superiores: cuando activamos este bandha, la erección suele disminuir, aprovechamos la energía sexual para conducirla a través de nuestro cuerpo. La activación de este bandha permite frenar una subida de excitación excesiva que pueda acabar con una eyaculación no deseada.

Asanas y consciencia de nuestro cuerpo

Los bandhas y la circulación de la energía y el efecto que tienen sobre el control de la eyaculación de los hombres no es menos importante que la plena consciencia de nuestro cuerpo cuando realizamos el acto sexual. La plena consciencia del acto sexual es lo que convertirá ese acto en una experiencia profunda y beneficiosa para nuestro ser.

Separar la eyaculación del orgasmo

Para acabar, uno de los puntos clave para la sexualidad de los hombres es separar la eyaculación del orgasmo. Cuando un hombre eyacula pierde parte de su energía vital. Si tenemos un orgasmo sin eyacular, esa energía vital se queda en nosotros y la hacemos circular. Por experiencia propia, os recomiendo leer el siguiente libro: El hombre multiorgásmico.

Este libro enseña paso a paso cómo aprender a hacer circular la energía, controlar la respiración y separar el orgasmo de la eyaculación.

 

योगश्चित्तवृत्तिनिरोध - Profesor de Yoga RYS 200H por la escuela Santhi Yoga Teacher Training Institute en Trivandrum (India) y por la École National des Professeurs de Yoga (Francia, formación de 3 años)
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *