Si lo nombramos, ya no es

Por casualidad una canción que escuchaba hace muchos años llega de nuevo a mis sentidos. En aquel momento ya me transmitía alguna cosa, alguna fuerza de algo muy profundo que nunca supe reconocer y que tampoco sé reconocerlo ahora. Está ahí, justo ahí y no puedo nombrarlo, ni sentirlo, ni oírlo, ni verlo... porque si