Blogaaaaaaaaaaaa

No es complicado

Siguiendo con la relectura del «Petit traité sur l'abandon» de Alexandre Jollien, llego a una página que dice «No es complicado». No es complicado es un mantra que podemos utilizar cada día para no complicar las cosas, para estar en la realidad y así poder actuar para ir mejor. Por ejemplo, estoy sacando dinero en

El sentido de la vida

Uno de los textos que estoy leyendo actualmente, recomendado por Marie Christine y Nicolas Le Berre, es «Corps de vibration» (Cuerpo de vibración), de Eric Baret. Es un libro denso, complicado de leer y con un hilo no muy conductor. Habla sobre el Yoga de Cachemira, explicando diversos temas que van desde la iconografía, la

El Sutra del diamante

Buddha no es Buddha, es por ello que lo llamo Buddha.Petit Traité sur l'abandon - Alexandre Jollien El Sutra del diamante es un sutra que habla de la enseñanza de Buddha respecto a la práctica del desapego o la abstención del apego mental y de Anicha, la impermanencia de la cosas. Bajo la fórmula «X

El «yoga» de hoy en día no es «yoga»

La pregunta que nos podemos plantear al fin y al cabo es: ¿qué tienen que ver los asanas modernos que practicamos en una llamada «clase de yoga» con la tradición milenaria del yoga? Si estos ejercicios ya existían en Europa antes de la llegada de Vivekananda y sabiendo que fue Krishnamacharya quien «innovó» para adaptar el yoga a la vida moderna, ¿de qué manera es diferente el yoga del pilates? ¿son las posturas realmente importantes para la filosofía yóguica? ¿para llegar al estado de yoga?

Sesión de yoga para el Psoas

Sesión de yoga para trabajar el psoas. Toda una serie de posturas que permiten involucrar, estirar y contraer este músculo del que no tenemos control consciente. El psoas es un músculo que tiene su origen entre las vértebras T12 (última vértebra dorsal) hasta la vértebra L4 (vértebra lumbar), se a lo largo del borde de la pelvis y para insertarse en el trocánter menor dentro del fémur.

Yoga para hombres: la importancia de los 3 bandhas

Un hombre puede beneficiarse sexualmente de estas tres ligaturas durante el acto sexual y durante la masturbación. La aplicación de estos tres bandhas al mismo tiempo permite llevar la energía sexual que se activa en la base de nuestra columna durante el acto sexual, y subirla hacia arriba. Si sincronizamos esta circulación con los bandhas y la respiración, sentiremos los efectos.